"Amarás a tu Dios...", no es una opción, sino un imperativo, tal como lo es ¡Cree!, otro imperativo, Se obedece o no!

Más que un recuerdo. Un imperativo de cada día para mi alma que recorre silenciosamente mi ser interior y reflexiones, escaneando cada uno de mis pensamientos durante el día a día, respecto a cualquier cosa de mis actividades y roles.
Dios les bendiga a Uds. , y vuestras familias. Dios levante a vuestros enfermos. Tengan Fe. ¡Dios no hace acepción de personas! ¡Lo sé muy bien!

A mi me causa gracia cuando alguien me dice que cumple todos los mandamientos «de Dios» ...¡No maté a nadie, no robo, no adultero, no doy falso testimonio...!...¡Ya me cuesta creer algunas confesiones de estas, pero todo se acaba cuando aseguro- ¡Todos NO!- ¡Ni siquiera hay uno solo que cumpla el PRIMER MANDAMIENTO cabalmente! ¿O, sí?

Repetimos muchas cosas sin saber bien lo que decimos o sin entenderlo en forma cabal. Siempre me fascinó las expresiones de este mandato de amor en la boca del Señor Jesús.

Observen que "amar" , aquí, está presentado como un IMPERATIVO, un DEBER, .....¡No es una opción emocional, ...ni es una cuestión de "feeling" o de "piel", como solemos decir...sino un mandato! ¡Es UNA ORDEN!¡No es una sugerencia o recomendación, o un consejito útil!
Quien quiera profundizar en este texto sagrado del fundamento de una forma de vida que Cristo nos vino a revelar a todos los seres humanos, encontrará un océano muy profundo en el cual navegar y bucear con el auxilio de la Luz del Espíritu de Dios.

¡Y entenderá muchas cosas que hasta ahora, quizás, no había entendido o... mal interpretado......por seguir mandamientos de hombres, filosofías y vanas sutilezas, o tradiciones humanas que invalidan la Palabra de Dios en sus mismas bases, por estar fundamentadas en los "elementos de este mundo tan confuso" y no estar en armonía absoluta con las enseñanzas de Jesucristo y Su Espíritu. (Colosenses 2:8)

Tenemos una nueva oportunidad de reflexionar y poner las cosas en su sitio.
Y estímulo a que lo hagan, mis estimados amigos FB. Cristo es el que vino a mostrarnos a Dios. El Espíritu Santo es el que nos guía a reconocerlo. La Biblia nos informa de este Amor. 1°Corintios cap. 13 es un himno al Amor de Dios. Dios es Amor, pero no es tonto. ¡Se confunden los que se burlan!
Después hablaremos del SEGUNDO mandamiento que, según pienso, no se puede cumplir si no entendemos bien lo que significa este PRIMERO.
Un abrazo y que Dios les bendiga.
Dir. Enzo Mirenda