Escrito 1- ISET Teología Nivel II- Pensamientos- La última víctima inocente , digna, en la cual nos hacemos todos inocentes: es CRISTO

René Girard

¡No te hagas la víctima!
Catarsis de las víctimas que creen en Cristo!:
¡Frases compradas que ya son obsoletas y muy usadas por los milenials y la generación de jóvenes de civismo inculto e ignorante y que creen que la tecnología actual los hace mejores personas, porque tienen un plasma o un iPhone!
LA VIOLENCIA ACTUAL ES UN PROBLEMA A TODO NIVEL. ¿SON TODOS VICTIMARIOS? ¿Quiénes son las víctimas?
¡Mi tarea es ofrecer la solución explicada de miles de años a un problema de miles de años!
Es tonto y soberbio/a quien piense que este es un problema de esta época solo!
¡Puedo cooperar con la Verdad y hacerlo porque creo en el Cristo Histórico y Trascendente!
¿Cómo nos ha salvado Cristo de la violencia?
Cristo es el Dios que entra en el mundo con un formato semejante al ser humano. Perfecto hombre y Perfecto Dios. Este Dios que se hace víctima última, ULTIMA VÍCTIMA, para que ninguna otra víctima ocupe de nuevo su lugar. ¡Este lugar se lo da legítimamente la dignidad de Cristo como víctima señalada por Dios y le concede el valor único y suficiente de Su Sacrificio, aprobado por Dios Padre el Creador! ¡Lo enseñé profusamente en los módulos del ISET, para el que quiera en las clases de Cristo PROFETA, SACERDOTE Y REY!
http://iset.discerniendo.org/
En Cristo, Dios personificó y colocó todas las víctimas inocentes. ¡Se pasa de equivocado el soberbio cuando acusa: “no te hagas la víctima». ¡Ya no hay víctimas inocentes! ¡En todo caso victimarios de nosotros mismos! Cuando reconocemos el sufrimiento del inocente en Cristo, él nos salva de la violencia.
¡Porque el problema sigue siendo LA VIOLENCIA!
La posmodernidad es multifacética en sus propuestas filosóficas. Hay nietzscheanos, estructuralistas, etc. pero ¿hay cristianos? ¿Cristo tiene aún algún lugar en el escenario filosófico como lo tuvo en otros tiempos?
René Girard (n.1927) encuentra en Cristo una posibilidad para resolver los problemas que la violencia, su tema eje de interés, genera en el mundo. En el libro Veo a Satán caer como el relámpago, Girard habla sobre el origen sagrado de la violencia en un ámbito social y religioso.
Girad compara a dos culturas en torno al origen de la violencia: la pagana y la bíblica. La primera, es cultura de mitos (hoy hay mitos a niveles industriales). Me refiero a mentiras que se dan por verdades, porque nadie las desmienten!
¡En los mitos se establece que la víctima perseguida es siempre culpable y que es justificable la acción de los perseguidores. La cultura bíblica es diferente a la pagana porque en ella la víctima es inocente y tiene la razón. Sobre ellas establece esta breve y concisa comparación:

Adjuntos: