La Hermana Pilar Ortega de Zúñiga, desde México, comparte una prosa hermosa para todos los lectores de Discerniendo

Dios les bendiga...

Mi deseo es que se encuentren bien en todos en la familia. Yo sé,  que nos les han faltado las misericordia de Dios en sus vidas. Lo sé porque Él es fiel y lleno de Gracia.

Quizá este año no ha sido del todo fácil, pero una vez más, podemos decir que hubo muchas promesas cumplidas. Dios es tan bueno, que nos ha dado incluso aquellas cosas que no esperábamos y que quizá no merecíamos.

Que el vínculo que existe entre ustedes y nosotros (no importa la distancia), crezca y se fortalezca. Que el Señor en Su  voluntad siga dándonos la sabiduría y las fuerzas para continuar nuestro peregrinar sobre la tierra.

Afectuosamente les comparto una pequeña prosa reflexiva.

Dios los bendiga con la abundancia de Su gracia y misericordia

Pilar de Zúñiga

Hna. Pilar de Zúñiga

 

-VARONA-

Cuando me llames “guerrera”…

Pregúntale a Dios;

Cuando me apropio de las batallas,

Cuando la duda atraviesa mi trinchera;

Cuando las saetas del desprecio me laceran.

Cuando disfrazo de victorias mis fracasos,

Cuando el miedo destroza mis promesas;

Pregúntale si soy  “guerrera”

Porque Él estuvo ahí…

***

Cuando me llames “gran mujer”…

Pregúntale a Dios;

Cuando me ahogo en un vaso con agua;

Cuando me merman las fuerzas

Cuando cedo a mi carne el gobierno…

Cuando me abandona la paciencia;

Cuando no me visita la prudencia….

Cuando le urjo que cumpla Sus promesas….

Cuando un tsunami de situaciones me amenaza; si Él continúa siendo mi esperanza?

Pregúntale si soy “gran mujer”

Porque Él estuvo ahí…

***

Cuando me llames “gran sierva”…

Pregúntale a Dios;

Cuando mi voluntad altera Su orden,

Cuando cuestiono Su justicia;

Cuando minimizo mis errores…

Cuando me apropio de Sus dones;

Cuando me envanezco de Su gracia…

Cuando intento venderle mis ideas;

Cuando estimo mi vida indispensable;

Cuando mi seguridad se extravía  entre lo terrenal y lo eterno;

Cuando en mi corazón escondo un tesoro, que no pertenece al cielo…

Pregúntale si soy “gran sierva”

Porque Él estuvo ahí… 

***

Cuando quieras calificarme; detente!!

Pregúntale a Dios,

Porque; si no te consta;

Él sí estuvo ahí…

Porque, si una sola cosa he hecho bien en la vida,

No fui yo;

Porque Él estuvo ahí…

 

Hna. María del Pilar Ortega de Zúñiga (diciembre del 2014)

 

Video: