TERCERA PARTE: Desde "el hombre interior":...hacia una auténtica y personal experiencia cristiana en este Siglo XXI.Por el Hno. Enzo Mirenda. (ISET)

Una Auténtica, Verdadera, Genuina Experiencia Cristiana a reconocer en el Siglo XXI

EL Cristo que conoció el apóstol Pablo y el que conocemos nosotros.

El  Dios que descubrió y se descubre solo por Jesucristo

El Cristo que se conoce en una vívida experiencia aunque no tengamos “academia”

La experiencia que se discierne por la Sagradas Escrituras y es inseparable de Ellas.

 

Todos estos puntos son los que toca nuestro Hno. Enzo en esta tercera parte de este estudio. 

 

“-El mensaje que predico y los estudios que comparto, desde siempre,  tienen a Jesucristo como centro, principio y fin de fundamento de una verdadera, auténtica y genuina profesión de Fe cristiana. ¡Reconozco que Dios me ha dado el privilegio, por Su Gracia y Misericordia, de poder participar de esta preciosa labor de llevar la “preciosa semilla” a todos los que El ha puesto o se cruzan en mi camino. (Salmo 126: 5-6)

! Y no me he podido escapar de la forma   que El ha establecido para realizar  esta “buena obra”, es decir “andando y llorando”; transitando por los caminos o distintas sendas (áreas) de mi existencia en esta tierra, llevando este precioso tesoro en mi ser, esta simiente, regando con lágrimas (muchísimas veces) lo que comparto y siembro con una certera expectativa de que tendrá “fruto” para el bien de muchos que me oyen o me leen. ¡No soy mercadotécnico, ni efectista en esta tarea, aunque mi especialidad secular es ser un profesional del Marketing  Holístico Moderno y Post Moderno!

 Mi expectativa respecto a resultados se cimenta en la Fe, en la confianza de lo que Dios hace y hará, porque ya lo hizo en el devenir de los tiempos, con Su Palabra (Isaías 55:11)

La certeza de Fe de esto último que he expresado, resuelve mi continuo  problema que varias veces se me presenta con apariencia de “insalvable”, cuando pretendo apreciar  lo hecho por los “resultados” que se pueden apreciar “por vista”, en orden a “un posible éxito o fracaso” de este emprendimiento, es decir, “cuando saco la mira de las cosas que son de arriba”.-”

(Esta ha sido la resumida respuesta del Hno. Enzo a quienes han cuestionado cordialmente y últimamente  su ministerio, su servicio a Dios y a  los hermanos en la Fe de Cristo, calificando su esfuerzo personal y el de los hermanos que le acompañan en la tarea  de “una empresa estéril e ineficaz para estos tiempos”, considerando (algunos) la recepción objetiva que se imaginan que tienen sus publicaciones a nivel mundial y el alcance de la Revista Discerniendo: www.discerniendo.org )

“En mis estudios comunicados por vía oral, muchas veces me rehúso a reeditarlos correctivamente, cuando aprecio algún error de cita o referencia bíblica, porque no quiero quitarle a lo expresado la espontaneidad que tuvo lo que originalmente comuniqué. Ser espontáneo, sincero, franco y directo ,- ya sea en el acierto o en el error-, es una característica que es parte de mi vida y que Dios me ha enseñado a valorar como actitudes nobles , aún en las personas que me rodean, crean o no crean. Entonces, cuando revisando, por lo menos una vez el  Módulo o Capítulo elaborado, y apreciando algún error de este tipo, no aplico, como algunos piensan, “el criterio del mal menor”, sino el del “bien superior”, “el de la espontaneidad del contenido”, porque siempre estoy dispuesto a privilegiar “el contenido” como muchísimo más importante que “la forma”,… “el contenido” mucho más que “la expresión simbólica, la imagen, la metáfora, la hipérbole, el rito y/o la ordenanza, etc”. Prefiero “una buena FE de ERRATAS” en el lugar y tiempo conveniente que romper esa espontaneidad que, en mis estudios y predicaciones, jamás, nunca, representan “algún tipo de improvisación respecto a la importancia de los temas que expongo y desarrollo”.

 ¡Aborrezco la hipocresía, tanto como Jesucristo la aborrece! Prefiero al equivocado, al errado de espíritu, al ignorante, al incrédulo de base, porque “esos tienen más chances de venir al conocimiento de La Verdad” que, los que íntimamente son mentirosos y saben que mienten, los que ocultan sus verdaderas intenciones e intereses,  los que ya están predispuestos con clara intencionalidad de generar y crear escenarios de “destrucción, desintegración y violencia en todas sus formas”  más allá de la apariencia con que se presentan que, sin ninguna duda, jamás lo harán  con cuernos, una cola con punta, un tridente, un color rojizo y acompañado de un fuerte olorcito a  “azufre”, (- lo digo en forma de “caricatura”, aunque se sabe bien de que hablo-) ¡Eso es parte de  “mitos modernos” (hay una industria moderna de estos mitos en el “mundo de los “desmitificadores interesados”)!  Estos mitos (acompañados de “fábulas modernas”) se han instalado en el imaginario colectivo, por una trabajosa y aparatosa gestión de “aquellos” que necesitan que no se les descubra como “enemigos del Espíritu Cristo y que son auténticos hipócritas”, oponiéndose definitivamente a que “las gentes” conozcan el camino de  una verdadera  profesión de vida cristiana. ¡Hoy, hay que ver quién es quién, discernir, “probar los espíritus”, cerciorarse,…no todo lo que reluce es oro, se juzgan las cosas según lo que aparentan, y esto requiere ajustar los mecanismos perceptivos espirituales de los renacidos espiritualmente que tienen esa potencialidad, aunque algunos la tienen “adormecida”,…¡están durmiendo la siesta en pleno día, cuando la noche se acerca!...¡Hay que despertarlos y decirles que se levanten, al menos para que no se les haga tarde  para dormir en la noche”….  ¡No es difícil interpretar a “un pobre hombre como yo que tiene  tantos problemas, como  producto de su indigente formación, en cuanto se refiere a expresarse y comunicarse con los demás, pero confíen,… trato de superarme en eso aunque no lo crean!     

(Esta es otra resumida respuesta de nuestro Hno. Enzo a quienes le han escrito y sugerido otro tipo de presentación de sus estudios, poniendo énfasis en lo que comparte y, algunas veces como con cierto tenor de reproche, por “la forma” de sus expresiones, ilustraciones, enfoques, y  hasta por lo inconveniente e inoportuno de traer ciertos temas a la consideración pública que, para estos oyentes-lectores, debieran permanecer en ámbitos de interlocutores “más dignos”, “de gente que está para eso”, “de autoridades y jerarquías religiosas aptas, por su cargo, para tratar algunos temas”)

Con este Preámbulo escrito, la Revista Discerniendo se complace en presentar (PARA TODO AQUÉL QUE QUIERA Y LE INTERESE,  en forma totalmente gratuita)  esta Tercera Parte de este Estudio sobre “Una Auténtica  Experiencia Cristiana en el siglo XXI”, elaborado por el Hno. Prof. Dr. Enzo Mirenda en 7 Módulos o Capítulos (formato MP3) mas una muy interesante Introducción “aclaratoria de varias cosas que nos van a llegar a sorprender sobre su elaboración, propósitos y datos de este periodo de elaboración”.

El índice temático de este estudio es:

A) Introducción y Aclaraciones  de esta 3era Parte.

Mod.1- El Cristo Completo que conoce un cristiano auténtico

Mod.2- El Cristo Pleno y el Misterio de la Redención del hombre que conoce un cristiano auténtico

Mod.3- El Cristo Místico, Universal y Vivencial que conoce un cristiano auténtico

Mod.4- El Cristo que se conoce por una Experiencia completa y auténtica

Mod.5- El Impacto del hecho histórico de Cristo Resucitado en un alma que cree de verdad

Mod.6- La Proyección del Poder de la Resurrección de Cristo en la experiencia personal de un auténtico cristiano

Mod.7- El Cristo Vivificante,… El que Da VIDA y  al cual accede un cristiano auténtico  en este mundo de HOY, en tanto haya tiempo para esto

 

Estimados lectores y oyentes de Discerniendo, solo queda disfrutar de estas consideraciones, bastante atípicas de estos estudios que nos ofrece nuestro Hno. Enzo y que la Revista Discerniendo y el ISET pone a vuestra entera disposición para edificación de la Fe de todos sus lectores y oyentes, así como para todos los estudiantes y usuarios del ISET.

Dios les bendiga a Uds. &  familias representadas

Administración de Discerniendo

Audios: